La aplicación de nanopolvo superfino de óxido de bismuto en recubrimientos anticorrosivos se manifiesta principalmente en los siguientes aspectos:
 
 

1. Preparación de nanopolvo ultrafino de óxido de bismuto y su investigación sobre el rendimiento de protección contra la radiación en recubrimientos

 Este estudio explora la capacidad de ultrafino nanopolvo de óxido de bismuto para absorber rayos γ en revestimientos de paredes interiores. Los resultados experimentales demuestran que cuando se agrega óxido de bismuto ultrafino 40% a formulaciones a base de agua, el recubrimiento exhibe la mayor capacidad para absorber rayos γ, mientras mantiene un rendimiento general óptimo. Además, la adición de bentonita a base de sodio 2% optimiza las propiedades de suspensión del recubrimiento.
 
 

2. Investigación sobre revestimientos conductores de calor anticorrosivos y de alta temperatura para intercambiadores de calor.

En este estudio, se prepararon recubrimientos conductores de calor resistentes a altas temperaturas y corrosión utilizando resina de poliéster orgánica modificada con silicio como resina principal y partículas inorgánicas de alta conductividad térmica como nitruro de aluminio, nitruro de boro y nanopolvo de óxido de bismuto como nanopolvo. realizar rellenos. La aplicación de estos recubrimientos en intercambiadores de calor mejora su resistencia a la corrosión manteniendo una excelente conductividad térmica. La investigación también indica que a medida que aumenta la conductividad térmica del relleno, la conductividad térmica del recubrimiento también aumenta en consecuencia.
 
 
 
En resumen, la aplicación de nanopolvo de óxido de bismuto en recubrimientos anticorrosivos tiene como objetivo principal mejorar el rendimiento de protección contra la radiación, la resistencia a altas temperaturas y la resistencia a la corrosión de los recubrimientos, mejorando así su rendimiento general y su rango de aplicación.